LUXACION DE HOMBRO

Imprimir

Colaboración : Dr. J. Angel Salazar Granados

La Luxación del hombro es un padecimiento generalmente ocasionado por la aplicación de fuerzas opuestas a los elementos estabilizadores de la articulación glenohumeral, y la fuerza muscular, generalmente son eventos accidentales como caídas de la propia altura, estirones o al lanzar objetos.

Los síntomas que se presentan son dolor severo, deformidad del hombro, (brazo caído) limitación de la movilidad por dolor, en ocasiones hormigueo de la mano, tumefacción y palidez de la extremidad superior.

Quien presente estos síntomas debe acudir de inmediato a una sala de Urgencias Hospitalaria y corroborar la sospecha clínica con una serie de radiografías para evaluar el estado de estructuras óseas que conforman la región del hombro, una vez establecido el diagnóstico se someterá al paciente a una reducción o acomodo del hombro, preferentemente bajo sedación o inducción anestésica, por comodidad del paciente y para evitar tener resistencia a las maniobras de reducción lo que podría ocasionar daño adicional a las estructuras que forman la articulación del hombro.

 

Algunos profesionales de la medicina han desarrollado la habilidad de acomodar el hombro con maniobras gentiles y sin anestesia, pero eso depende de la experiencia del Traumatólogo.

Posteriormente debe utilizar un inmovilizador en el hombro, el periodo de inmovilización se individualiza en cada caso dependiendo de varios factores como edad, constitución física, enfermedades coexistentes (diabetes, osteoporosis, enfermedad pulmonar, etc.), al término del periodo de inmovilización debe de iniciarse una serie de ejercicios de rehabilitación para mejorar los arcos de movilidad y el fortalecimiento muscular. En caso de continuar con dolor y ser un paciente joven, puede estar indicado realizar un procedimiento artroscopico para reparación de las estructuras dañadas.

Otra indicación de tratamiento quirúrgico es la repetición del evento de luxación con un esfuerzo que se considere mínimo.

Dependerá de la evolución de la lesión el número de sesiones de terapia física, así como los ejercicios que se realicen casa en varias sesiones diarias por varias semanas.

 

Este artículo es una colaboración del Dr. J. Angel Salazar Granados, Médico especialista en Traumatología y Ortopedia. Si gusta contactar al Dr. Salazar, puede darle click en el siguiente link:

http://visionmedica.com/directorio/monterrey/medicos-doctores/ortopedistas-traumatologos/dr.-j.-angel-salazar-granados_179.html