Visión Médica

    Tú Directorio Médico en Internet

REDUCCION Y LEVANTAMIENTO DEL BUSTO O MAMAS.

E-mail Imprimir PDF

Colaboración: Dr Luis Fernando Lira

En la mujer, las mamas son los órganos glandulares encargados de la secreción de la leche. A lo largo de la vida las mamas sufren ciertas modificaciones que alteran su tamaño: la pubertad,  el embarazo, después del parto y en la menopausia, así como los cambios importantes del peso corporal.

Al margen de su función orgánica, las mamas son un atributo de belleza y feminidad. Por ello generan gran número de consultas al Cirujano Plástico. Es importante remarcar que no se puede establecer ninguna relación causa-efecto entre la cirugía de mama y el cáncer.  Aunque se ha visto un incremento en su detección por la concientización de las pacientes operadas a continuar con su estudio y valoración constantes y por ello es  el incremento en su detección temprana  y su adecuado tratamiento cuando este padecimiento se presenta.

Por lo general, el volumen de las mamas mayor de lo normal se debe a factores hereditarios y hormonales. Por otro lado, esto puede generar un rechazo de su propia imagen y un deseo de modificarla.

Muchas mujeres tienen las mamas muy  grandes o demasiado caídas, lo que puede provocar dolor, incomodidad, desviación de espalda, predisposición a la presencia de irritación y micosis cutáneas,  estrías,  y en ocasiones  se ven  acompañadas de  menstruaciones dolorosas.

Las mamas caídas suelen ser resultado de la falta de tono de la piel, así como la rotura de los ligamentos de sustentación, producida en diversos momentos: embarazo, lactancia, cambios bruscos de peso o el mismo envejecimiento puede propiciarlo también.

Ambas condiciones pueden ser corregidas mediante una cirugía plástica de la mama llamada  Mamoplastía de reducción del volumen,  donde se le da una adecuada forma y tamaño proporcionado a su cuerpo  y también se realiza  la Cirugía para el  levantamiento o Mastopexia, cuando el volumen es adecuado pero simplemente el complejo areola- pezón se encuentran en una posición muy baja y antiestética.

LA OPERACIÓN

La cirugía de la mama –Mamoplastía- tiene como objetivo conseguir un contorno mamario satisfactorio, adaptando su forma y su  tamaño en proporción de acuerdo con la anchura del tórax y los hombros, así como con la altura de la paciente.  La cual antes de  ser  operada,  debe aceptar  la posibilidad de presentar determinados inconvenientes posteriores como consecuencia de la Cirugía, como el no poder  amamantar (en algunos casos), la disminución de la sensibilidad en el pezón y la areola (que habitualmente puede presentarse en forma transitoria por unas semanas), y el problema de las cicatrices que analizaremos más adelante.

Es recomendable practicar una mamografía (radiografía de mama) y ultrasonido  antes de la operación para asegurarse de que la mama está en perfectas condiciones, ya que servirá para el seguimiento, y tranquilidad de la paciente, y ayuda a los médicos a tomar decisiones clínicas posteriores con dicha información si se cuenta  previamente a la cirugía mamaria.

Ya hablando de la intervención,  puede realizarse bajo anestesia local o general, en función del volumen de la mama que haya que reducir,   de la actitud psicológica y  cooperación así como el grado de tolerancia al dolor de la paciente.

Tanto si se trata de reducir el volumen como de elevar las mamas, el objetivo será colocar el conjunto pezón-areola a una altura adecuada, que se debe programar detalladamente.

Para ello se elimina parte de la glándula así como la grasa mamaria,  fijándose la parte restante al músculo pectoral o cerca de las costillas; se elimina también toda la piel sobrante. Dejándose las cicatrices  en forma circular alrededor del complejo areola pezón cuando es muy pequeña la corrección en forma y/o volumen,  y requiriéndose una cicatriz vertical por debajo de la areola de unos cuantos centímetros, así como en casos más extremos, continuar con la corrección y resección de la piel hacia los lados quedando sobre el surco sub mamario en forma de ancla (posiblemente una de las cicatrices más conocidas por su gran posibilidad de técnicas quirúrgicas que se pueden realizar  así).

Finalizada la intervención, se colocan drenajes, o pequeños tubos que aspiran la sangre y líquidos que van fluyendo por las heridas,  a causa de separación y corrección de los tejidos, y  se deja un vendaje semi compresivo, o bien, directamente, un sujetador especial, para mantener las mamas en una posición estable y cómoda para la paciente, y a la vez ayude a la adecuada cicatrización, dicho sea de paso, deberá mantenerse por varias semanas después de la intervención quirúrgica.

EL POSTOPERATORIO

La paciente abandona la clínica habitualmente 24 ó 48 horas después de la operación, llevando un sujetador especial durante una semana. Y podrán intercambiarse con sus sujetadores sin varillas según le sea cómodo.

Es aconsejable que la paciente guarde reposo los primeros 5 días, no reciba golpes, se abstenga de levantar objetos y cosas pesadas y no suba los brazos por encima de la cabeza para evitar molestias.

A partir de la primera semana, podrá conducir y realizar las tareas normales (excepto deporte), llevando el sujetador como protector.

Los puntos de suturas se retiraran habitualmente  en la consulta del cirujano a los diez días. A partir de entonces, si la cicatriz está bien cerrada, podrá ducharse. Podrá tomar baños de sol con moderación a partir de la séptima semana, protegiendo sus cicatrices con un protector solar con FPS mayor al 20  bajo su traje de baño.

Consejos para el postoperatorio de la cirugía de los Pechos,  Busto o Mamas.

•             Si siente molestias o dolor en el pecho operado, cúbralo con una toalla fría durante unos 10 minutos.
•             El sujetador o brassiere  debe sostener sin apretar. Úselo de día y noche durante la primera semana.
•             Deberá  acostarse  y dormir preferentemente boca arriba
•             No realice cambios bruscos de posición en la cama.
•             Durante las primeras semanas es normal la asimetría entre ambas mamas.
•             Durante los primeros meses es normal que se registren alteraciones en la sensibilidad de los pechos y de las areolas.
•             En algunos casos  es necesario realizar masaje; en otros no.  Habrá que definirlo en la  consulta según su evolución clínica.

INCOMODIDADES Y COMPLICACIONES

Durante el primer mes, es normal que haya una asimetría mamaria. La asimetría se produce por que la hinchazón no se resuelve al mismo tiempo en cada mama. Por la misma razón es normal que cada mama presente un distinto grado de dureza.

Por otra parte, puede presentarse cierta insensibilidad en la areola y el pezón, que se prolonga durante algunas semanas.

Una complicación frecuente es la salida de un líquido amarillento por algún punto de la cicatriz. Se trata de la licuación del tejido graso, formando seromas (acúmulos de grasa) que tienen tendencia a drenar. Por lo general se resuelve en un par de semanas.

Una complicación poco frecuente es la necrosis o muerte de una pequeña zona de la piel de la mama, o de areola, que requeriría una nueva intervención.

LAS CICATRICES

La situación más preocupante tanto para las pacientes como para nosotros los médicos en la cirugía de Mamoplastía es la constituida por las cicatrices. Hasta la década de los ochenta, el único objetivo de los cirujanos era obtener el contorno mamario ideal, sin tener en cuenta el número  ni el tamaño de las cicatrices. Pero a partir de entonces la moda del top-less dejo a la vista las cicatrices y empezó a exigir a la cirugía plástica la utilización de nuevas técnicas quirúrgicas que eliminaron las clásicas ( T ) invertidas.

Con los métodos actuales, sin embargo, se ha conseguido eliminar la cicatriz horizontal del surco submarino y la vertical en la mayoría de los procedimientos.

En todas las operaciones de cirugía estética, se pretende disimular al máximo la cicatriz, no solo utilizando materiales y técnicas de sutura especiales, sino ocultándola en los lugares más idóneos para que pase desapercibida. Esto último es más difícil en la cirugía de las mamas que en la de la nariz o la cara.

Dado que cada organismo cicatriza a su  propia manera y que la cicatrización no es igual en todas partes del cuerpo, los cirujanos no podemos  garantizar siempre un resultado perfecto. Sin embargo,  ahora buscamos que la cicatriz resultante de la operación sea lo más pequeña posible, cercana al complejo de la areola donde es más fácil disimularse y que se ubique en sitios fáciles de ocultar como en surcos naturales, en este caso por debajo de la mama en el surco sub mamario.

Si usted está considerando realizarse alguna cirugía de Reducción o Levantamiento del Busto, anote todas sus dudas antes de acudir a la consulta de valoración y buscaremos la forma de resolverlas de la mejor manera antes de someterse a Cirugía, y que quede satisfecha con los resultados que le ofreceremos en su caso particular. Si lo ha considerado, es porque lo requiere, anímese a realizar un cambio en su vida, un cambio favorable, siempre los cambios son positivos.

Bienvenida.

Atentamente.

Dr. Luis Fernando LiraDr. Luis Fernando Lira.
Cirujano Plástico.

Para contactar al Dr. Luis Fernando Lira puede dar click en el siguiente link : http://visionmedica.com/directorio/monterrey/medicos-doctores/cirujanos-plasticos/dr.-luis-fernando-lira_45.html

 








Usted esta en: Inicio Noticias de la Medicina REDUCCION Y LEVANTAMIENTO DEL BUSTO O MAMAS.
Fotogalería