Visión Médica

    Tú Directorio Médico en Internet

DOLOR EN COLUMNA. ¿ME OPERO O NO ME OPERO?

E-mail Imprimir PDF

Este viernes llegué a mi consultorio en el Centro Médico como otros tantos días, e igualmente como otras tantas veces me encontré con la misma pregunta de

algunos de mis pacientes… Dr. me propusieron operarme de la columna, ¿usted que opina?

 

 

Era un caso común, el paciente no estaba en un estado de dolor intenso, entró caminando con sus estudios de rayos X en la mano, al examinarlo sólo tenía dolor en la espalda baja, pero sus reflejos, sensibilidad y movimientos eran normales; sus rayos X efectivamente mostraban algo de desgaste en sus vértebras, ya tenía varios meses con el dolor, claro, los medicamentos no le habían quitado el dolor y ya le ardía el estómago, en dos ocasiones el dolor había sido tan intenso que le había imposibilitado moverse.

Este es un caso muy común en mi consulta diaria, pareciera que entre un dolor de columna y una cirugía existiera solamente un vacío, nada que hacer; o te operas o sigues igual…..Nada más alejado de la realidad, hay por lo menos 10 procedimientos que se pueden realizar antes de una cirugía, en especial una de columna vertebral. Pero primero, antes de decidir que hacer, hay que tener un diagnóstico clínico exacto, determinar el origen del dolor, identificar las estructuras anatómicas afectadas y la repercusión en el funcionamiento de la columna que estas puedan provocar. La columna vertebral es una estructura compleja, hay huesos, cartílagos, ligamentos, tendones, articulaciones, discos intervertebrales, hay transmisión de fuerzas y tensiones que hacen este segmento complicado en su función biomecánica. Una vez hecho el diagnóstico se puede decidir el tratamiento, Hay indicaciones absolutas de cirugía como la parálisis de una extremidad o un dolor intratable, o la presencia de una tumoración, pero estos casos, les aseguro, representan la minoría.

Afortunadamente la ciencia médica ha avanzado enormidades en el área no quirúrgica (sin cirugía) actualmente existen métodos y procedimientos más efectivos que la cirugía y con menores riesgos para el paciente, entre estos se encuentran los bloqueos, las infiltraciones, los tratamientos de rehabilitación, ejercicio terapéutico, láser, y otros más.

De todos estos recursos para tratamiento de dolor crónico dos han llamado poderosamente mi atención al grado de investigarlos y traerlos a México y Monterrey para atención de mis pacientes, estos tratamientos son La Proloterapia y la Terapia de Señales Pulsàtiles, el primero de ellos orientado a reforzamiento de ligamentos y tendones, basados en el conocimiento de que las lesiones crónicas, la artritis, y otros problemas producen debilidad o laxitud en ligamentos y tendones. La proloterapia puede tensarlos y reforzarlos dando estabilidad articular y eliminar el dolor.

La terapia de señales pulsàtiles es otro avance tecnológico inventado en Alemania por el grupo del Instituto Medicina Inovativa de Munich dirigidos por el Dr. Richard Markoll , este equipo produce una regeneración del cartílago y del hueso y se usa principalmente en los problemas de desgaste o degeneración, en osteoartrosis y en problemas dolorosos crónicos.

Favor de darle click en el siguiente link, donde podrá encontrar Médicos Especialistas que podrán ayudarle con este problema :

index.php/directorio/monterrey/medicos-doctores/ortopedistas-traumatologos.html

 








Usted esta en: Inicio Noticias de la Medicina DOLOR EN COLUMNA. ¿ME OPERO O NO ME OPERO?
Fotogalería